Proyecto: Iluminando los libros

          Este proyecto es ilusionante. Va dirigido a los más vulnerables que son los niños. A través de los niños también llegará al resto de la familia. Con estos equipos solares que, en principio, son para facilitar hacer las tareas escolares de los niños, tiene otras más utilidades: como la de iluminar los hogares para las labores domésticas o para recargar los móviles, tan útiles como único medio de comunicación entre ellos.

          Los folletos que nos facilita la empresa que los fabrica os dará una imagen más concreta de lo que estamos hablando:

          Hemos estado buscando otros fabricantes o importadores para poder atender a más niños con nuestro pequeño presupuesto. Cada vez tenemos mayor número de solicitudes de colegios donde las condiciones son bastante malas. Lo que, en principio, fueron 45 kits para los niños de Kolibantang se han convertido en 80 para un número mayor de niños en la misma zona.

          Al final encontramos un importador en Dákar con unos equipos de similares características técnicas. El precio es sensiblemente menor (32.500 fcfa = 49,60 € la unidad). Le solicitamos una factura proforma y una cuenta bancaria para la transferencia. La factura final nos la entregaron en el momento que fue Alain a recoger los equipos. Ellos mismos los llevaban de Dákar a la Casamance (700 km aprox.). A continuación os mostramos la foto de los nuevos equipos y de la recogida y envío de dichos equipos para Kolinbantang:

          Mientras llegan los equipos a los colegios y preparan el acto de entrega a sus directores y los directores a su vez a los distintos niños; acto protocolario al que asistirá Alain, hemos recibido más demandas de equipos.

          El martes pasado (12 de marzo de 2019) hemos visitado la escuela que nos había pedido ayuda para ver las condiciones en las que trabajan. Está cerca de M'Bour, en mitad de una selva seca de baobab. Aquí estudian 130 alumnos: la mayoría del pueblo de Keur M'Baye Danayel y el resto de otras tres aldeas (Kopgoyane, Tanguiss y Taye). Ninguno de los pueblos tiene electricidad. El director de la escuela es Jean-Pascal Dione (tel +221 77 532 69 03 email: jeanlatyrdione@yahoo.fr) piensa que sería bueno empezar con la escuela (4 kits) y las tres aldeas pequeñas (10 kits), de modo que los alumnos de Keur M'Baye pueden acudir a la escuela por la tarde/noche a estudiar y los otros hacerlo en casa.

          Volvemos hacer la misma dinámica: solicitamos la factura proforma, en este caso dos, y realizamos la transferencia. En breve nos mandarán la factura definitiva y tendremos más información sobre estos equipos.

          Ya nos han mandado unas fotos del día que repartieron los equipos que os compartimos:

          Al mismo tiempo, en Bancoumana, Mali, estaban haciendo una valoración de las necesidades de electricidad de sus alumnos. El total que estudian en la Comuna es de 3.212 niños. Los que realmente necesitarían estos medios rondan los 1.015 alumnos. Están concentrados en los pueblos de Kolé, Ticko, Samako, Tema, Djiguidala, Bancoumana y Niamé. Están en zonas sin electricidad y con dificultad de encontrar petróleo para iluminarse. El número de escuelas públicas sin electricidad es de 23, repartidas entre los 14 poblados de la Comuna.

          Esto supone un nuevo reto en el que estamos empezando a trabajar.

          Gracias a las aportaciones de la Consejería de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria y a la FECAM (Federación Canaria de Municipios), hemos podido hacer frente a tanta demanda. Por lo que les damos las gracias en nombre de ACIS y, sobre todo, en nombre de todos los beneficiarios. Hemos podido surtir las necesidades más inmediatas de Bancoumana y ampliado el número de beneficiarios de Kolibantang y de Keur M'Baye Danayel. Gracias.

          Una vez resuelto todos los trámites administrativos que conlleva cualquier aportación pública, adjuntamos la Memoria de Actuación Justificativa que hemos entregado para ello; con esto evitamos repetir todo otra vez en esta página. Esta memoria nos sirve también para que sepáis cómo ha ido todo el proyecto y tengáis constancia de cada uno de los pasos que hemos dado para realizarlo. Podréis ver muchas fotos, la repercusión en prensa local y toda la documentación de facturas y transferencias realizadas.

          Con esto damos por terminado nuestro trabajo en este proyecto que, como hemos dicho antes, seguirá abierto hasta que consigamos más recursos para seguir dotando de luz al mayor número de niños. Las necesidades continúan y haremos lo posible por amainarlas.

          Después de un año de entregados los equipos en Mali, el grupo de profesores y el alcalde, nos han escrito sobre el resultado de los equipos. También para volver a darnos las gracias por la donación y por el resultado obtenido. Adjunto la carta original en francés y la traducción.