Proyecto: Pozo en Gonsolo

          Este proyecto surge por las necesidades de agua potable que tenemos detestadas en la comuna de Bancoumana.

          Como ya sabéis llevamos varios años actuando en esta zona desfavorecida de Malí. En cooperación con el ayuntamiento de la comuna y gracias a la buena sintonía con su alcalde, el Sr. Bakary Camara, seguimos haciendo frente a sus necesidades más inmediatas. La guerra que se mantiene en el país se va extendiendo por todo Malí, haciendo la situación cada vez más extrema para sus habitantes.

          Aunque estos pequeños proyectos afectan a zonas muy concretas, tienen que servir como ejemplo para todos y no dejar a la deriva a este humilde y fantástico territorio y a sus habitantes.

          Este proyecto está siendo posible por la colaboración económica del Cabildo de Fuerteventura. La acumulación de necesidades desborda los recursos de nuestra pequeña asociación, así que estamos empezando a necesitar ayuda externa. Con esto también hacemos un llamamiento a todo aquel, particular o empresa que quiera participar. Será bienvenido.

          Por fin las obras han empezado; se retrasaron un poco hasta tener el dinero que ha sido transferido por el Cabildo de Fuerteventura. Estamos en la primera quincena de enero de 2020. El procedimiento es el de siempre, primero tenemos que tener la factura y una cuenta bancaria de la empresa adjudicataria para la transferencia. En este caso sólo hemos transferido el 70 % del total a espensas de que la obra se acelere y termine cuanto antes de una forma correcta y según el proyecto inicial. El resto lo mandaremos cuando se termine la obra y el Ayuntamiento le dé el visto bueno.

          Pasado este mes de obras, ya se ha terminado el pozo y es perfectamente operativo. Igual que hicimos con el proyecto anterior, en vez de ir contando todos los detalles a continuación, ponemos el enlace con el archivo que hemos presentado para la justificación en el Cabildo. Ahí están todos los detalles del proyecto. Memoria de Actuación Justificativa.

          Por último, agradeceros, como siempre, a todos los que lo habéis hecho posible. En nombre de ACIS y, sobre todo, en nombre de las personas a las que ha ido dirigido vuestro esfuerzo. Un saludo.

          Aquí tenéis algunas fotos.